¡Una mujer!

¡Dicen que va a ser una mujer! – es la frase que más he escuchado por los pasillos de mi lugar de trabajo.  Cualquiera diría que se avecina algo terrible, cuando dice la prensa que quien, a partir de ahora, comenzará a dirigirnos probablemente será alguien del sexo femenino. Pero lo que más me sorprende es escucharlo de otras mujeres y de la parte que considero más progresista de mis compañeros.

Francamente, no salgo de mi asombro, porque en lo que se supone es ya una sociedad igualitaria – al menos en la intención – pervive la creencia de que dirigir un organismo, empresa o gobierno es algo que debe ser monopolizado por los hombres.

Todos sabemos que hay ya bastantes países gobernados por mujeres, ministras, empresarias, directivas, pero no son todavía suficientes y hay mucho camino por recorrer y en determinados lugares del mundo, aún parece imposible, pero todo se andará aunque pasen muchos años.

Pero quiero volver al lugar donde yo puedo hacer algo, y lo que he hecho es protestar cada vez que he escuchado algún comentario, como que “una mujer no está tan relacionada con los empresarios y necesitaría imponerse” o “una mujer puede tener cambios de humor”, como si nos los tuviesen los hombres… Y supongo que ésta última y desafortunada frase quiere tener como base lo que es un ciclo biológico normal para nosotras.

Ante esos comentarios me pregunto si alguna persona de las que ha dicho esto ha pensado lo mismo cuando recibía correos electrónicos incendiarios, enviados a las cuatro de la mañana, y se los remitía un varón. En ese caso, decían: “es que vive para su trabajo”. Lamentablemente estoy convencida de que si hubiese sido una mujer, a lo mejor pensarían que “está con el mes o que no tiene vida privada”.

No me gustan los discursos feministas, porque todos en este mundo hemos nacido de mujer. De mujeres que han sido la base de sus hogares, que han luchado por sus hijos, por sacarlos adelante. Que muchas veces han hecho de tripas corazón para que no se les notara lo que estaban pasando. Que han antepuesto a su familia ante sus propias necesidades. Que han tenido jornadas de trabajo (en casa y fuera de ella) de veinticuatro horas diarias y al día siguiente han estado como rosas para atender todos los frentes.

Todos sabemos que, por mucha conciliación de la vida familiar que haya ahora, nunca es suficiente, porque hay un porcentaje altísimo de los cuidados del hogar e hijos que sigue recayendo sobre las mujeres. Pero lo que más triste me ha parecido en quienes se han echado las manos a la cabeza por si nos dirige en el futuro una mujer; es que ellos (mujeres y hombres) también son hijos de madres y padres de hijas y saben perfectamente que la actitud agresiva que en un hombre se llama “ser un tiburón”, en una mujer no puede identificarse con la histeria. Lo importante es el equilibrio entre cualificación, sensibilidad y buena educación. Que sea hombre o mujer da lo mismo.

En mi caso, que me digan si mi madre no hubiese sido capaz de dirigir lo que se hubiese propuesto. Estoy segura de que sí. Yo, particularmente no, porque mi profesión no lo permitiría, ni mi carácter. Pero aunque madre de hijos varones, estoy segura de que mi nuera sí que podría tocar el cielo con las manos.

Deberíamos reflexionar que cuando se habla de pertenecer a una sociedad avanzada, ya se incluye no resaltar las diferencias, aunque todavía las haya salariales, entre mujeres y hombres, ni hacer comentarios sobre la condición de cada cual. Lo verdaderamente importante es que cada uno sepa hacer bien aquello que se le encomienda, sea cual sea su función.

Decía mi abuelo: “si eres barrendero, procura ser el mejor”. Creo que ya está bien de tener que demostrar ser mejor en base a nuestro sexo. Y, como decía Michelle Bachelet, presidenta de Chile: “La igualdad de género tiene que ser una realidad vívida”.

Como poco, yo me pararía a reflexionarlo.

Chole Limón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s