Mejor sentir que hablar

‑Eso es lo malo de las palabras ‑dijo con gran certidumbre‑. Siempre nos fuerzan a sentirnos ilu­minados, pero cuando damos la vuelta para encarar al mundo siempre nos fallan y terminamos encaran­do al mundo como lo hemos hecho siempre, sin ilu­minación. Por este motivo, a un brujo le precisa ac­tuar más que hablar, y para efectuar eso obtiene una nueva descripción del mundo: una nueva descripción en la cual el hablar no es tan importante y en la cual los actos nuevos tienen nuevas reflexiones.

Fragmento: RELATOS DE PODER – Primera parte – Un testigo de actos de poder. Cita con el conocimiento.  Autor: Carlos Castaneda.

Mucho más importante que buscar palabras es saber sentir y conocer en qué frecuencia nos encontramos respecto a nuestras emociones. Sólo así podemos cambiar nuestra forma de enfocar cualquier circunstancia.        ChL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s