Abrir el corazón

El cambio y la transformación no ocurren, ni pueden ocurrir, sin emoción, sin que se mueva el corazón. Sentimos la llamada a la transformación en el corazón, y sólo el corazón puede contestar. Lo que nos mueve es la «e-mo-ción», el movimiento de nuestra esencia, el movimiento del amor. Por mucho conocimiento espiritual que acumulemos, si tenemos el corazón cerrado no podremos responder a la llamada, y el conocimiento no producirá ningún cambio en nuestra vida.

Un corazón abierto nos capacita para participar plenamente en nuestras experiencias y para conectar de un modo real con las personas de nuestra vida. Desde el corazón «saboreamos» las experiencias y somos capaces de discernir lo que es verdadero y valioso. En este sentido, podríamos decir que es el corazón, no la mente, el que sabe.

Fragmento capítulo 16 – El eneagrama y la práctica espiritual. LA SABIDURÍA DEL ENEAGRAMA. Autores: Don Richard Riso y Russ Hudson.

¿Somos capaces de asumir la verdad de nuestro corazón en nuestras vidas para transformarnos en lo que queremos llegar a ser?  ChL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s