Eros y Psique

Cuenta la leyenda que dormía
una Princesa encantada
a quien sólo despertaría
un Infante, que vendría
de más allá del muro del sendero.

Él tenía que conseguir,
vencer el mal y el bien,
antes que, ya libertado,
dejara el camino equivocado
por el que a la Princesa viene.

La Princesa Adormecida,
espera, durmiendo espera,
sueña en la muerte su vida,
y le adorna la cabeza olvidada,
verde, una guirnalda de hiedra.

Lejos el Infante, esforzado,
sin saber que fin tiene,
rompe el camino predestinado,
él es de ella ignorado,
ella para él no es nadie.

Pero cada uno cumple el destino
ella durmiendo encantada,
él buscándola sin tino
por el proceso divino
que hace existir el sendero.

Y, si bien que sea oscuro
todo por el sendero lo fuera,
y falso, él viene seguro,
y venciendo sendero y muro,
llega adonde en sueño ella vive,

Y, aún tonto de lo que encontrase,
a la cabeza, oliendo el mar,
alza la mano, y encuentra hiedra,
y ve que él mismo era
la Princesa que dormía.

Eros y Psique – poema de Fernando Pessoa (1888/1935)

 

Quien eres de verdad, esa parte que creías que te faltaba no estaba separada de ti, aunque hayas tenido que recorrer mil caminos y superar infinidad de obstáculos que, en realidad, ponías tú para poder jugar a encontrarte.

Hasta que un día despertaste y te diste cuenta de que no era necesario seguir buscando, porque siempre has estado allí.

ChL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s