La religión de la vieja dama

A una vieja dama de mentalidad muy religiosa, a la que no satisfacía ninguna de las religiones existentes, se le ocurrió fundar su propia religión.

Un periodista, que deseaba sinceramente comprender el punto de vista de dicha anciana, le preguntó un día:  «¿De veras cree usted, como dice la gente, que nadie irá al cielo, a excepción de usted misma y de su criada?».

 La vieja dama reflexionó unos instantes y respondió: «Bueno… de la pobre María no estoy tan segura».

Fuente: El canto del pájaro. Autor: Anthony de Mello, s.j. Editorial Sal Terrae – Santander – 1982 – Colección “El pozo de Siquem”

¿Puede el peso de nuestras creencias y razones llegar más allá de nosotros mismos?  ChL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s