Tlatoani, el que habla

Tlatoani – palabra originaria del náhuatl define “al orador”, atribución propia del gobernante – previamente elegido por los nobles – y que tenía la potestad de hablar en nombre de su pueblo.

En nuestra vida cotidiana, quien ostenta ese papel tan importante es nuestra mente. Ella es la generadora de nuestros pensamientos en forma de corriente sin fin. Son éstos los que originan nuestras palabras, unas veces de manera abrupta, otras con consciencia de su significado.

Sin embargo, no es la boca sino ella, la mente, la que realmente habla y lo suele hacer sin parar. De tal forma que, si pudiésemos oírnos cuando pensamos, parecería que hemos perdido el juicio. De un lado a otro, temas parecidos o inconexos, serenos o vehementes, libres u obsesivos. Lo importante es que, aunque no nos demos cuenta, es ella quien enfoca nuestra atención y atrae a nuestra realidad lo que es semejante a nuestros razonamientos.

Con frecuencia olvidamos que esa mente, que parece dominarnos, es quien debería estar a nuestro servicio. Es nuestra conciencia quien debe asumir el papel del Tlatoani de nuestros pensamientos y palabras, porque sólo así es posible lograr la coherencia entre lo que se piensa, lo que se dice y, por tanto, de lo que se hace.

Pensamiento, palabra y obra como la unidad de un ser espiritual en una experiencia humana cuyo devenir es también su compromiso de amor hacia sí mismo y hacia los demás.

Chole Limón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s