Los expertos

Este cuento sufí me ha recordado lo absurdo que resulta, a veces, dejarnos llevar por las opiniones ajenas, despreciando nuestro propio criterio. ¿No crees?

Un hombre a quien se consideraba muerto fue llevado por sus amigos para ser enterrado. Cuando el féretro estaba a punto de ser introducido en la tumba, el hombre revivió inopinadamente y comenzó a golpear la tapa del féretro.

Abrieron el féretro y el hombre se incorporó. “¿Qué estáis haciendo?”, dijo a los sorprendidos asistentes. “Estoy vivo. No he muerto”.

Sus palabras fueron acogidas con asombrado silencio. Al fin, uno de los deudos acertó a hablar:  “Amigo, tanto los médicos como los sacerdotes han certificado que habías muerto. Y ¿cómo van a haberse equivocado los expertos?”

Así pues, volvieron a atornillar la tapa del féretro y lo enterraron debidamente.

Fuente: El canto del pájaro. Autor: Anthony de Mello, s.j. Editorial Sal Terrae – Santander – 1982 – Colección “El pozo de Siquem”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s