Come tú mismo la fruta

En cierta ocasión se quejaba un discípulo a su Maestro:
“Siempre nos cuentas historias, pero nunca nos revelas su significado”.

El Maestro le replicó:
“¿Te gustaría que alguien te ofreciera fruta y la masticara antes de dártela?”

Nadie puede descubrir tu propio significado en tu lugar. Ni siquiera el Maestro.

Fuente: El canto del pájaro. Autor: Anthony de Mello, s.j. Editorial Sal Terrae – Santander – 1982 – Colección “El pozo de Siquem”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s